Consejos para alargar la vida de tu toldo

En muchas ocasiones no somos conscientes de que en nuestras manos está la posibilidad podemos tomar una serie de medidas que ayuden a alargar la vida útil de vuestro toldo. Por eso, hoy queremos daros unas indicaciones que os permitan precisamente esto, favorecer el buen estado de la lona:

En primer lugar debemos recogerla cuando nos encontremos con factores climatológicos adversos como puede ser la lluvia, granizo, nieve o viento. También es importante que en periodos en los que no utilicemos el toldo y el sol dé de forma notable en nuestra lona, debe ser también recogida. Por ejemplo, si salimos de vacaciones en verano. El toldo está preparado para protegernos del sol, pero al recogerlo cuando no lo usamos, disfrutaremos de su buen estado por más tiempo. Si el toldo se moja, es recomendable no recoger la lona mientras esté húmeda, debemos dejar que se seque por completo para evitar la aparición de moho y de grietas.

Por último, para limpiarlo debemos eliminar el polvo o los materiales que hayan podido llegar a nuestro toldo por el viento, es conveniente cepillar la lona o aspirarla si fuera posible. Para eliminar las manchas podemos utilizar agua con jabón neutro. Desaconsejamos el uso de limpiadores de fuerte presión.

El invierno.¿Que hago con el toldo?

Debo ponerle un plástico al toldo?

¿Debo ponerle un plástico al toldo?

Nunca se recomienda esta operación, ya que al cerrar nuestro toldo en una funda de plástico le estamos privando del paso del aire al mismo.
En caso de que haya mucha humedad en el ambiente, fácil que se produzca en invierno y días de lluvia, se podría introducir a través del plástico por alguna rendija y no salir.

 

Esto sumado a la deficiencia de aire provocaría el moho.